Terug

Don Asitores

 

Tekst alleen in het Spaans

Una tarde entré en la guitarrería y veo a en hombre muy mayor sentado y fumando un puro. Estaba hablando continuamente y Santos escuchando pacientemente mientras estaba trabajando. Yo me sentaba también pero no le seguía bien la conversación y me puze a estudiar la guitarra. Al rato entraban más amigos pero el hombre se quedó casi toda la tarde hablando. El día sigiente cuando volví entrar donde Santos no estaba el hombre y pregunté a Santos quién era esa persona a quién no le había visto jamás antes. Santos me explicó que se trataba de Don Asitores y se habían conocido durante la guerra civil. Santos en aquella época era todavía joven pero trabajaba para los republicanos como mecánico con un coche taller para hacer reparaciones a los aviones que se habían averiado durante los combates. Como Santos no tenía más que quince años era demasiado joven pero como él tenía una apariencia de más edad le dejaron pasar. Dijo que un día se encontraron en Madrid donde estaba la frente por la Ciudad Universitaria. Santos me contaba que Don Asitores fue un hombre con un gran talento a todo que se refiere a cosas técnicas y que él instaló para los soldados republicanos que estaban en la frente todo lo que se refiere a cosas sanitarias, agua, luz etc. Eso fue de gran utilidad y comodidad para los soldados y por eso le tenían muy conciderado. Y eso fue la razón que yo escuchaba muchas veces una frase de Don Asitores durante sus visitas a la guitarrería: " Y si no es por mi los soldados republicanos hubieron quedado sin luz y agua corriente durante los combates en las trincheras de la frente en Madrid."
 


Yo no sé cuantas veces le oí decir esta frase pero al final yo la repitía también. El señor Asitores no dejaba de ir todos los tardes a donde Santos y no se cansaba de hablar y repetir muchas veces lo mismo y siempre exhibiendo su sabiduría y Santos siempre escuchandele con mucha paciencia y afirmando las largas frases de Don Asitores con un simple: "Claro" o "pues. si". Los miercoles Don Asitores no venía porque iba a comer con sus amiguetes, también ya viejetes, a un restaurante a comer conejo con tomate y de postre café con copa y como siempre su puro. A veces los contertuliantes que venían a la guitarrería se cansaban un poco del señor Asitores porque siempre estaba hablando y a veces no les dejaba tocar la guitarra. Yo creo que Don Asitores no tenía ningún interés para la música y menos para la guitarra y para ser sincero creo que ni la gustaba. Cuando le oía hablar y exhibir sus conocimientos, yo decía a veces disimuladamente: "El señor Asitores que todo lo sabe y no muere nunca." Los amigos se rieron entonces pero de alguna manera le teníamos mucho cariño y no nos ostorbaba de verdad. Un día pasé por la guitarerría después de un viaje a Holanda y me dijo Santos: "Sabes una cosa, ha muerto Don Asitores." Se conoce que murió pocos días después de una comida copiosa con sus amiguetes. Nos quedamos un rato en silencio pero al rato dije: "Sabía todo pero no sabía convencer a la muerte." Todos le hechamos de menos contando sus historietas con su cabeza envuelto en el humo de su enterno puro.Creo que Don Asitores murió con 95 o 96 años.

Up


Terug